MENSAJE DE LA RECTORA A LA PROMOCIÓN DE BACHILLERES 2021
Publicada el 16 de Diciembre de 2021 a las 10:00

Culmina una hermosa etapa de sus vidas, tal vez la más importante. Trece años de vivencia en el colegio es un valioso tiempo donde se han tejido aprendizajes, sueños, alegrías que en algunos momentos han podido ser rotos por momentos tristes, dificultades o simplemente por dejar de vivir desde lo mejor de sí mismos. Lo importante, es que cuando se crece en familia, alguien permite recomponer el tejido, un amigo, un compañero, un maestro, DIOS haciendo presencia a través de ellos, mostrándoles lo valiosos que son.

Educarse al estilo de Calasanz, va más allá de tener una excelencia académica; es por eso que en nuestro lema la importancia la tiene la “y”, porque además de mostrar valiosos resultados de sus capacidades y aprendizajes, cada una de sus actuaciones son el reflejo de la transformación de Dios en sus vidas, del deseo de servir a los demás y de la fortaleza de mantenerse firme en unos valores cristianos, a pesar de las inconsistencias de la sociedad actual. Vivir más allá de su realidad individual buscando un mundo más justo y fraterno es lo que los llevará a lograr una autentica transformación de la sociedad. Sin lugar a dudas los últimos dos años los desafían aún más. La misión de ustedes como bachilleres calasancios, siendo fieles a sus valores, es procurar desde el lugar en que cada uno decida realizarse, aportar a la educación de los niños, especialmente de los más necesitados, cuidar la casa común afectada por el desmedido aprovechamiento de los recursos naturales y, sobre todo, hacer que las relaciones sean cada día más fraternas, como base fundamental para encontrar la paz tan anhelada por todos.

Confío en que lograrán sus sueños y que a partir de ellos serán capaces de hacer un mundo distinto, ese que anhelamos todos, pero por el cual se esfuerzan unos pocos. El logro de esos sueños estará lleno de luchas, de ruidos externos que los invitarán a abandonarlos y adaptarse a una realidad que tiende por lo facilista, lo cómodo, por lo que no necesita sacrificio y que les puede hacer perder su esencia. Recuerden que el fruto de la dificultad será la grandeza de una obra, la de ustedes, alumnos calasancios, que tienen la capacidad de reiniciar con entrega, amor y esperanza.

Gracias por los momentos compartidos. San José de Calasanz los acompañe siempre.

Sandra Parada Rondón
Rectora

Enlaces de interés
Calasanz en el mundo
Brevemente Calasanz